Alimentos que nos ayudan a conservar un Bronceado Perfecto

Cómo tener una piel más receptiva al bronceado y al mismo tiempo más protegida del sol.

Tener un bronceado bonito y duradero pasa por tener una piel sana y por tomar el sol prudente y responsablemente. Pero además hay una serie de alimentos que fomentan que el bronceado se active antes y ayudan a conservarlo durante más tiempo. 

 ¿Por qué nos bronceamos?

Mujer sombrero bronceado bonitoUna piel bronceada es una piel que ha oscurecido por una pigmentación causada por la melanina que se activa con el sol. La melanina es la encargada de absorber los rayos UVA y UVB para proteger la piel de sus efectos nocivos, evitando la pérdida de elasticidad, previniendo el envejecimiento prematuro y dándole ese tono bronceado y saludable a tu dermis. Por ello el sol es tu aliado siempre y que lo tomes con prudencia.

Bronceados responsables y cuidado de la piel

Para obtener y mantener un buen bronceado hay que saber cómo tomar sol sin quemar la piel:

  • Proteger la piel con cremas no inferiores al factor 15 (descubre nuestra línea de protección solar). 
  • Evitar tomar el sol entre las 12h y las 16h. 
  • Beber líquidos e hidratarla después de la exposición solar. 

Alimentos para mantener el bronceado

Hay algunos nutrientes que te ayudan a activar más la melanina, a hacer más duradera su pigmentación o incluso si tu piel se ha quemado, pueden reparar los daños producidos por el sol y evitar que la piel se escame.

Alimentos para mantener el bronceado

  • Betacarotenos
Precursores de la vitamina A de origen vegetal. En ellos se halla esta provitamina capaz de estimular la producción de melanina y de ejercer funciones antioxidantes que previenen el envejecimiento cutáneo producido por el sol.
Algunas fuentes de betacarotenos son: zanahorias, tomates, calabazas, pimientos, sandías, melocotones, albaricoques o espinacas de hoja verde.  
  • Vitamina C
Protege la piel de los radicales libres, regula la producción de melanina y favorecer la formación de nuevo tejido cutáneo.
Encontramos vitamina C en kiwis, pimientos, perejil, fresas, pomelos y otros cítricos, melocotones, etc. 
  • Vitamina E
Estimula la creación de melanina y es un gran antioxidante.
Encontramos vitamina E en el germen de trigo, aceite de germen de trigo, aceite de oliva virgen extra, cereales integrales, frutos secos y huevos.  
  • Minerales (selenio, hierro y cobre)
Actúan como antioxidantes y favorecen la formación de pigmento de la piel.
Encontramos estos minerales en:
Selenio: el germen de trigo, cereales integrales o en la levadura de cerveza;
Hierro: en las carnes rojas, las legumbres y los frutos secos;
Cobre: en las legumbres, cereales integrales, ciruelas pasa y guisantes. 

Con estos alimentos puedes conservar una piel sana y bronceada. Además te recomendamos el uso de protección solar, que es imprescindible para el cuidado de la dermis en los meses de más calor.

Consulta nuestro artículo de recetas fáciles y deliciosas para potenciar tu bronceado.

Date de alta en nuestra newsletter (en el footer de la web) o síguenos en Facebook para estar al día de nuestros artículos.

Astrid Barqué
Astrid Barqué

Autor

Especialista en Cocina Saludable y Educadora en Hábitos Alimentarios


Related Posts


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.