Alimentos para pieles secas

Cómo combatir la piel seca y descamada

Las pieles secas se caracterizan por tener menos lípidos en la epidermis (la capa más externa de la piel) debido a una menor producción de sebo en las glándulas sebáceas. Esto produce una mayor evaporación de agua en las células cutáneas que le confiere ese aspecto pálido, seco y descamado. Además de verse dañada la capa córnea, que es la barrera esencial para la protección de la piel.

La condición de piel seca viene determinada genéticamente, eso quiere decir que tu tipo de piel es esa y no va a cambiar de la noche a la mañana. Aun así, hay maneras de cuidarla para ayudar a mejorar su apariencia reseca.

Si tienes este tipo de piel, debes saber que es importante nutrirla tanto interna como externamente.

 

La mejor hidratación viene desde dentro

La hidratación del estrato córneo es importante para la apariencia de piel suave y lisa. El 20% del agua de nuestro organismo se encuentra a nivel cutáneo, eso mantiene un nivel óptimo de hidratación a la vez que se conserva la estructura de la piel como barrera protectora.

Zumos para pieles secasHidrata tu cuerpo durante todo el día. Lleva siempre contigo una botella de agua y asegúrate de beber de 1,5 a 2 litros diarios. Si eres de beber poco puedes optar por las infusiones, los licuados de verduras o la fruta, que te ayudarán a aportar ese plus de hidratación a la vez que otras muchas sustancias beneficiosas para tu salud y tu piel, como vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes. Algunos alimentos con mayor cantidad de agua son: pepino, lechuga, tomate, apio, espinaca, melón y sandía.

 

Cuida tu alimentación para hidratar la piel

La alimentación forma parte fundamental del cuidado de la piel y cada nutriente tiene unas funciones determinadas.

Grasas sí, pero buenas

En el caso de la piel seca es necesaria una dieta equilibrada que contenga ácidos grasos esenciales omega-6 (ácido linoleico) y omega-3 (ácido linolénico, EPA y DHA).

Puedes consumirlo en alimentos como el pescado azul (salmón, caballa, sardinas…), aceite de oliva extra virgen, frutos secos o con suplementos de aceite de onagra o borraja.

Por otro lado, es importante disminuir el consumo de grasas saturadas de la dieta, así como los alimentos azucarados, los procesados y las bebidas carbonatadas.

Antioxidantes para tu piel

Los antioxidantes son importantes, sobre todo en los meses de verano, por el alto nivel de oxidación celular debido a la radiación UV solar y también a la contaminación. Éstos ayudan a reparar el daño celular producido por los radicales libres de nuestro día a día.

Se encuentran en gran variedad de alimentos, pero sobretodo en frutas y verduras. Podemos destacar: bayas (arándanos, frambuesas, fresas), uva, cacao puro, ajo, té verde, tomate, frutos secos, frijoles, alcachofas…

Vitaminas esenciales

La sequedad de la piel, la caída de pelo o tener las uñas quebradizas son consecuencia de una deficiencia de vitaminas en nuestra alimentación. De todas las vitaminas que existen las que más nos importan para el cuidado de la piel son las vitaminas A, E y C.

Principales alimentos que las contienen son:

  • Alimentos que contienen la Vitamina A: leche, pescado, zanahorias, patatas, huevos;
  • Alimentos que contienen la Vitamina E: germen de trigo, aceite de oliva virgen extra, cereales integrales, frutos secos y huevos.
  • Alimentos que contienen la Vitamina C: cítricos, pimientos, tomates, brócoli, coliflor entre otros.

 

Complementa con un tratamiento externo adecuado

La piel también puede verse afectada por agentes externos como las radiaciones solares, la contaminación, el frío o calor. En el caso de pieles secas hay que tener en cuenta algunos consejos que te ayudaran a cuidar la piel de forma externa.

Evita duchas calientes demasiado largas, pueden resecar los aceites naturales de la piel; es mejor ducharse a temperatura templada y en 5-10 minutos.

No todos los jabones o geles limpiadores son iguales los que contienen muchos detergentes pueden eliminar la barrera lipídica natural de la piel. Mejor usar jabones sin detergentes, jabones tipo crema, en las que se les ha añadido aceites y algún componente graso.

Aplícate una crema hidratante todos los días en el cuerpo y la cara, para mantener un nivel adecuado de hidratación y restablecer la función barrera de la capa córnea. Los productos para pieles secas contienen agua, aceite mineral, propilenglicol y mayores cantidades de lanolina o vaselina, además de bajas concentraciones de aditivos que producen renovación, reconstrucción o relleno.

Las más utilizadas son: colágeno, proteínas, elastinas, ácido hialurónico, ácido glicólico, escualeno, alfahidroxiácidos y vitaminas.

Consulta nuestra crema hidratante corporal con ácido glicólico o nuestro pack hidratante corporal y facial

La piel es nuestra primera y principal barrera de protección frente a todo tipo de agentes externos. Por eso es tan importante que esté bien cuidada, aportándole cada día los nutrientes y la hidratación adecuada para tener una piel radiante a la vez que protegida.
Astrid Barqué
Astrid Barqué

Autor

Especialista en Cocina Saludable y Educadora en Hábitos Alimentarios


Related Posts


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.