febrero 19, 2019



No dudes en llamarnos al +34 93 321 00 00
o escríbenos a vnc@virginianogues.com

Cuidar la piel en invierno

Algunos trucos para verte radiante, a pesar del frío

Cada vez los inviernos son más difíciles, no porque sean muy fríos, sino porque hay muchos cambios de temperatura. Durante el día, a pleno sol, parece primavera, pero de buena mañana debes abrigarte bien para no debilitarte y evitar el resfriado. Esto es malo para nuestra salud, y se refleja en nuestra piel. Cuidar la piel en invierno

Somos muy fans de las rutinas, acciones y hábitos que repetimos perseverantemente para conseguir el resultado deseado en salud y belleza. Por ello te presentamos 6 tips que te pueden ayudar a combatir mejor el frío y los cambios de temperatura. Esta es nuestra rutina de invierno:

  • No pongas la calefacción a tope. Las diferencias de temperatura no solo suceden en el exterior a lo largo del día, sino que también al entrar y salir de casa u otros espacios cerrados. No decimos que pases frío en casa, pero sí que pongas una temperatura adecuada para intentar minimizar el impacto con el exterior y ya de paso, ahorrar algo en energía. Durante el día la puedes ponerla a 21 grados, sin embargo, por la noche, recomiendan bajarla a 19.
  • Levantarte siempre a la misma hora, para que tu cuerpo aprenda esos horarios y active el reloj interior que te va a permitir tener una reparación placentera y hacer cara de descansada. Cuando programes esos horarios de sueño, piensa que te de tiempo a hacerlo todo antes de ir a trabajar, sin tener que andar con prisas y empezar el día estresada. Pero a la vez, piensa que debes dormir alrededor de 8 horas para que tu cuerpo esté equilibrado hormonalmente. Las mujeres debemos tener en cuenta este dato, porque al tener un sistema hormonal cíclico, el descanso es más necesario que nunca, ¡no lo escatimes horas de sueño!
  • Dedícate un rato para ti sola, cuidándote. Es una buena práctica levantarse 15 minutos antes que tu familia y dedicar es rato a mimarte o cuidarte. Ese puede ser tu momento para trabajar en tu piel, para que el tiempo no se te venga encima luego y acabes dejando tu rutina de cuidado por hacer para no llegar tarde al trabajo o al colegio de los niños. Incluso hay una tendencia que es levantarse a las 5 de la mañana porque defienden que eres mucho más productivo cuando están todos descansando y no tienes tantas distracciones y te puedes dedicar más a ti. A lo mejor no hace falta que te levantes tan temprano, pero tener un rato de calma para ti sola antes de empezar con todas las responsabilidades, da mucha paz. ¡Pruébalo! 
  • Hazte una lista con todos las acciones y tratamientos que te quieres hacer por la mañana y por la noche, para que no se te olvide nada y lo hagas en el mejor orden para que tu piel aproveche al máximo los productos. Síguelo metódicamente y verás resultados en unos días. Puedes utilizar distintos cuadrantes para evaluar si estás cumpliendo tus rutinas de belleza, tienes un montón de ideas en Pinterest o Instagram con el hashtag #bulletjournal o #bujo que es un método del norte americano Ryder Carol que puedes ver en su web o en su libro. 
  • Come sano, cada día: no te olvides que la piel es un espejo de nuestro interior. Ya sabemos que en invierno cuesta más comer mejor porque el frío hace que quieras más calorías y apetezcan más los dulces y las grasas. Busca sustitutivos saludables. Los dulces que te van a sentar bien son: la fruta fresca, el licuado de almendras con canela, un batido de plátano y fresas con licuado de coco, los frutos deshidratados como los higos secos o los dátiles, un puñado de pasas, tiras de mango deshidratado y las buenas grasas son las de un aguacate con aceite de oliva y gomasio, las del pescado azul en el sushi... Cada vez que tengas deseos ten estos otros alimentos cerca para que comer sano esté al alcance más que comer procesados azucarados y con grasas saturadas. No nos cansaremos de repetirlo.
  • Haz ejercicio, mínimo tres veces a la semana: ya sabemos que lo recomendamos siempre, que tienes clara la teoría pero a la práctica no es tan fácil encontrar el tiempo para mover el cuerpo. No hace falta que te apuntes al gimnasio si te supone demasiada inversión de tiempo. Solo busca en internet algunas cuentas de youtube con rutinas de yoga o de pilates que te veas capaz de seguir, y búscate un rincón en casa para hacer 4 ejercicios antes de tu ducha, no hace falta más si lo haces a diario de manera constanate. El ejercicio activa nuestras hormonas de la felicidad y gestionamos mejor nuestras emociones y eso se refleja en nuestra cara. Además la circulación sanguina que se fomenta con la practica de la actividad física te ayudará a tener una sangre más limpia y una piel más bonita.

Los tips que te hemos presentado hoy son ideas que no te suenan a nada nuevo pero que va bien que te recuerden. No dejes pasar ni un día más hasta que no organices estos 6 espacios de tiempo en tu día a día para conseguir los y verás como luces radiante y mucho más feliz.

Para el invierno te recomendamos nuestra Crema Hidratante Facial Reestructurante, que protege de las agresiones externas, como el frío y el sol de invierno (tiene una SPF15).


Astrid Barqué
Astrid Barqué

Autor

Especialista en Cocina Saludable y Educadora en Hábitos Alimentarios